martes, 5 de abril de 2011

A vueltas con el depósito..

24 de marzo. Con ayuda de una bomba extraemos la gasolina que tiene el depósito. Sacamos parte por la propia boca del depósito y parte desde el motor, con ayuda de una bomba eléctrica para "arrastrar" lo que podamos de suciedad en los conductos. Sacamos por los 15 litros de gasolina sucia que filtramos y volvemos a echar.

4 de abril. No contentos con el tema, volvemos a la carga dispuestos a desmontar completamente el depósito. La verdad es que se ve bastante oxidado. Veremos si no acabamos teniendo problemas...!

Lo cepillamos superficialmente para eliminar lo gordo del óxido de la boca de carga.
Sacamos las conexiones del aforador, soltamos las bridas y vamos sacamos el depósito completamente.
Esto es lo que nos debemos encontrar...


Limpieza exterior y limpieza interior a base de "enjuagues" con gasolina y unos tornillos para que al agitarlos suelten los restos que puedan estar adheridos a las paredes.
Sacamos el tornillo de desagüe y dejamos salir la gasolina.
Poco a poco tras varios enjuagues, el color va pasando del chocolate al café.. :D
Cuando ya parece que es "aceptable" el color, montamos de nuevo todo. Aprovechamos para limpiar la base, recolocar la goma de asiento del depósito y cambiamos el macarrón de aspiración de la gasolina y revisamos el de desagüe, que mantenemos porque no está mal.
Por hoy ya está. A recoger la gasolinera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada