jueves, 13 de mayo de 2010

viernes, 7 de mayo de 2010

Arqueología automovilística

Hoy hemos iniciado la "exploración arqueológica" del almacén de mi tía Carmen. Tras varios empujones a la puerta, que estaba atascada, nos hemos encontrado con el seat 124d Lujo de mi tío Manuel Martínez "el quinto".



El coche está prácticamente enterrado en muebles viejos, sirve de cama para gatos y está cubierto de una capa de polvo de más de 20 años...


Sin embargo, al abrir la puerta, lo primero que noto es un increíble olor a limpio!
El interior, aislado del polvo, está en estupenda condición. Tiene unas fundas (creo) sobre la tapicería y el aspecto del salpicadero es este:


En la guantera está tal cual lo dejó mi tío cuando lo cogió por última vez..
Están sus cosas, sus papeles llenos de cuentas, sus licencias de caza, su caja de cerillas...
Está toda la documentación, manual de entretenimiento, seguro, y hasta la factura de compra de 1972. La matrícula es A-7425-A.


El coche estaba en funcionamiento cuando se paró aquí por última vez en los ochenta. Con ayuda de Alberto y de Paco vamos a ver si somos capaces de devolver este coche a la vida.